Disfrutar de las playas es una actividad que no tiene precio. Conservar su belleza y mantenerlas limpias es importante para nuestra salud. Con solo sumergir la cabeza una vez en agua contaminada puede contraer una infección del oído, de las vías...