Una incalculable cantidad de petróleo es atacada por BP en el fondo del océano para impedir que salga a flote. La Agencia de Protección Ambiental (EPA) y la Guardia Costera autorizaron la aplicación del dispersante en la fuente de salida...