Una ciudad arborizada nos transmite un sentido de pertenencia y exclusividad. Los arboles mejoran en forma significativa la calidad estética del lugar haciendo mas atractivas las casas, negocios y espacios públicos.

La arborización suaviza los matices del ambiente urbano.  El color de los arboles refleja los cambios de estación despertando en nosotros las sensaciones que acompañan cada temporada. Apreciamos el florecimiento y la caída de las hojas. Pero más aun el cómo su sombra nos cobija en el verano. Los arboles nos ofrecen múltiples oportunidades de recreación. Unas activas como caminar, correr o montar bicicleta en una atmósfera placentera. Otras pasivas como leer, observar pájaros o tomar fotografías.

La conservación de los bosques y arboles provee oportunidades tanto para pescar como para cazar, experiencias que no solo mejoran la calidad de vida para los residentes sino que son un atractivo para el Ecoturismo. Pero, mas allá de estos consabidos beneficios, los arboles unen a la gente. Si, unen a los vecinos, despertando el interés por socializar.

La gente que vive en vecindarios arborizados tiende a formar lazos sociales mas fuertes. Los niños en estos vecindarios acostumbran a jugar mas afuera y a hacer mas amigos en el vecindario. Al conocerse unos a los otros y al estar afuera mas frecuentemente, los vecindarios son mas seguros. Estudios demuestran que la violencia domestica y otras formas de crimen son menos frecuentes en vecindarios rodeados de arboles.

La cobertura vegetal que proveen los arboles reduce la fatiga mental, ayuda a la gente a relajarse y reduce la agresión. Los espacios arborizados y parques son aulas de clase abierta donde niños y adultos pueden aprender sobre diferentes ecosistemas, especies de plantas y animales. Representan además, una oportunidad para involucrarse en tareas comunitarias de conservación como plantar y mantener arboles.

En resumidas cuentas, los arboles son agentes de beneficio social porque contribuyen a una mejor salud física y mental. Limpian el aire que respiramos, protegen el agua que necesitamos, aumentan las oportunidades de recreación al aire libre, nos hacen mas activos, menos agresivos, mas sociales. Disfruta los arboles y aprovecha este verano para visitar los bosques en nuestros Centros de Naturaleza en el A.D. Barnes Park y en el Castellow Hammock Preserve.