La ruptura en la tubería de Exxon Mobil bajo el Rio Yellowstone en Montana tiene un alcance mayor a los 42,000 galones (1,000 barriles) que inicialmente se declararon. Nada que pueda sorprendernos porque la industria siempre estima los daños que causa muy por debajo de la realidad. Tan por debajo de la realidad se encuentran sus directivos que lo que atinan a lamentar son “los inconvenientes que este incidente está causando a toda la gente de Montana”.  Gary Pruessing, President de ExxonMobil dijo  textualmente: “We really apologize for the inconvenience that this incident is causing all the people in Montana.”

Esto realmente me encoleriza más. No espero que lo digan pero las palabras correctas serian: -Lamento el daño que estamos causando a esta generación y a las venideras, vivan o no en Montana. Realmente es un exabrupto que sigamos perdiendo el control e impactando la salud humana y el ambiente. Repararemos el daño e invertiremos lo necesario para asegurar que no vuelva a suceder. -Es mucho pedir, ¿verdad?

Los reportes indican que el derrame de aceite ha recorrido 15 millas aguas abajo en el rio. Ya se reportan cientos de trabajadores en las labores de limpieza. Pero la triste realidad es que la mayor parte del petróleo que ha llegado a las riberas es imposible de limpiar. Solo basta con comparar los eventos ya conocidos para darse cuenta que pasa el tiempo y el daño permanece. El crudo se enredo entre las hierbas y arbustos, se pegó de todo, y los remolinos de aceite siguen el curso del río.

Docenas de trabajadores de limpieza están ahí, sacando con pala y colocando en bolsas negras de basura los restos de vegetación que naturalmente se acumulan en las riberas, ahora impregnados del pegajoso aceite que cubre el río. Restos de vegetación que servirían de cobijo y sitio de anidación a las especies de la vida silvestre deben ser removidos para evitar más daño.

El sitio de la ruptura es aguas abajo del Parque Nacional Yellowstone que esta a unas 110 millas de distancia y al parecer la porción del rio en el parque no se ve amenazada por el derrame. Según oficiales de Exxon. El estrecho de Yellowstone donde ocurrió el derrame contiene diversidad de especies que de ocurrir una oleada que empuje el aceite hacia los canales traseros amenazaría más la industria pesquera, especialmente por la cantidad de huevos de peces y peces que hay en estos canales ahora.

Listando el Desastre del Golfo de México y el Derrame de Petróleo del Río Kalamazoo, el Derrame del Río Yellowstone es el tercer desastre significativo en el país durante los últimos 15 meses. La Federación Nacional de Vida Silvestre ha documentado que los desastres petroleros y de gas son trágicamente comunes.

Ahora la industria petrolera quiere construir una nueva tubería que atraviesa Montana, South Dakota, Nebraska, Kansas, Oklahoma y Texas. El oleoducto Keystone XL transportaría las arenas de alquitrán, uno de los combustibles más sucios en el planeta.

La administración de Obama todavía no ha dado la aprobación final a la tubería, lo que significa que todavía estamos a tiempo de proteger nuestros abastecimientos públicos de agua, tierras de agricultura, habitats de fauna silvestre. Toma solo un minuto pedir al Presidente Obama que diga no a las arenas de alquitrán. Pulsa aquí