(CGC, julio 22 de 2010) Un 8% de las áreas protegidas del mundo, incluyendo parques nacionales, reservas naturales y áreas conservadas por la comunidad, son sitios del Patrimonio Mundial –lugares de valor universal excepcional por su importancia natural o cultural.

La comunidad internacional se reunirá este 25 de julio en Brasil para debatir sobre cuáles deben ser las áreas designadas como nuevos sitios de Patrimonio Mundial.

El objetivo principal del encuentro será deliberar sobre las postulaciones de nuevos sitios a ser inscritos en las listas de Patrimonio Mundial. Esto centra la atención del mundo en áreas naturales y culturales específicas.

La Convención de Patrimonio Mundial cuenta con 186 Estados miembros y se espera que un grupo significativo envíe sus representantes a la conferencia. Este encuentro genera tensiones en los Estados miembros que no han logrado proteger los sitios que están inscritos en las listas de la Convención y se encuentran amenazados o en peligro de ser excluidos de las listas.

Parte de la agenda del encuentro implica la rendición de informes sobre el estado de conservación de los Sitios y, examinar las recomendaciones de los expertos sobre las acciones a tomar en cada caso. Usualmente, el registro de un sitio como Patrimonio Mundial conlleva a una mejor conservación y protección del área, pero el solo hecho de estar en la lista no garantiza su conservación.

Como miembros de la comunidad global es importante que reconozcamos y sigamos de cerca estos procesos que monitorean el estado de conservación de espacios tanto naturales como culturales que son de interés para la humanidad.

Estados Unidos presenta el estado de conservación de una de las áreas de conservación marina más grande del mundo, el Monumento Nacional Marino Papah?naumoku?kea en Hawái que postuló en marzo del 2007 para que la Comisión Mundial  considerase su inclusión en esta reunión de las partes de la Convención y esperamos lograr la honrosa denominación de Sitio de Patrimonio Mundial.